Spanish Catalan English

Las Comunidades de Propietarios

  • Escrito por 

 Bufete Capella Evento Radio 2017-04-21 Manuella Fernandez.jpg

COMUNIDAD DE PROPIETARIOS

La Propiedad Horizontal es la conjunción de la propiedad de viviendas o locales de forma individualizada y un derecho de copropiedad sobre los demás elementos del edificio que son necesarios para su adecuado uso y disfrute. La Comunidad de Propietarios, carece de personalidad jurídica pero ostenta capacidad procesal tanto activa como pasiva.

Está regulada por el artículo 396 del Código y la Ley 49/1960, de 21 de julio, sobre propiedad horizontal (en adelante LPH) así como, en lo que las leyes citadas lo permitan, las comunidades de propietarios por la voluntad de los propietarios manifestada en el Título constitutivo, en los Estatutos, en las decisiones de la Junta de Propietarios y, en su caso, también en las normas de régimen interior que regularán con detalle la convivencia.

RECLAMACIÓN DE CUOTAS IMPAGADAS O DERRAMAS EXTRAORDINARIAS, DEBIDAMENTE APROBADAS Y EXIGIBLES

Entre todas las obligaciones de los propietarios establecidas en el artículo 9 de la LPH, está la de contribuir a los gastos generales del edificio en proporción a su cuota de participación y a los gastos generales para los servicios, cargas y responsabilidades no susceptibles de individualización y todas aquellas necesarias para el adecuado sostenimiento del edificio a Comunidad de Propietarios podrá reclamar las cuotas impagadas a los propietarios morosos. El procedimiento más utilizado es el procedimiento monitorio pero antes de interponerlo la Comunidad de Propietarios debe comunicar de forma fehaciente la deuda al propietario moroso. La especialidad de este procedimiento cuando formulado por Comunidad de Propietarios en reclamación de cuotas y demás cantidades adeudadas es que se podrá reclamar los gastos derivados del requerimiento extrajudicial y se condenará en costas al propietario deudos, esto significa, que el propietario deberá pagar los honorarios de abogado y derechos de Procurador que la se vió obligada a contratar para reclamar judicialmente la deuda.

JUNTA DE PROPIETARIOS Y ACUERDOS

En primer lugar señalamos que según el artículo 16.2 de la Ley de Propiedad Horizontal, cualquier propietario podrá pedir que la Junta de propietarios estudie y se pronuncie sobre cualquier tema de interés para la comunidad para ello, el propietario deberá remitir al Presidente, por escrito y de forma clara, los asuntos específicos que solicita que sean tratados que serán incluidos en el orden del día de la siguiente Junta que se celebre.

Los acuerdos de las Juntas de Propietarios que sean contrario a la Ley y a los Estatutos, los que beneficien a uno o varios propietarios siendo lesivos para los intereses de la Comunidad de Propiedad y los que provoquen un grave perjuicio para algún propietario que no tenga la obligación de soportarlo o se hayan adoptado con abuso de derecho podrán ser impugnados por los propietarios que por cualquier causa no hayan podido asistir a la Junta siempre y cuando manifiesten su voto en contra durante los treinta días siguientes de recibir el acta con los acuerdos adoptados es necesario reseñar que si no manifiestan su voto en contra en dicho plazo se contará el voto de como positivo. También estará legitimados para impugnar los acuerdo los que salven su voto en la Junta y todos aquellos propietarios a los que se les hubiese privado indebidamente de su derecho de voto.

Destacamos que los propietarios deudores no tendrán derecho a voto en las Juntas y por lo tanto tampoco podrán impugnar los acuerdos adoptados salvo cuando se voten decisiones relativas a alteración de cuotas de participación. Es así dado que, entre los requisitos para que un propietario impugne un acuerdo adoptado en una Junta está el que impone que el propietario debe estar al corriente de pago de las deudas vencidas con la Comunidad de Propietarios a no ser que el propietario deudor que pretenda impugnar un acuerdo adoptado en Junta, deposite el importe de la deuda en el Juzgado y se ponga el importe a disposición de la Comunidad entonces sí podrá impugnar los acuerdos de la Juntas.

La acción de impugnación de acuerdos adoptados por la Comunidad de Propietarios caducará a los tres meses de adoptarse el acuerdo, en el caso de los propietarios ausentes este plazo se computará desde la notificación del acuerdo. La acción de impugnación contra los acuerdos contrarios a la Ley y a los Estatutos tendrá el plazo de caducidad de UN AÑO.


Escucha el audio de la entrevista aquí:     altavoz.jpg     

  Bufete Capella Evento Radio 2017-04-21.jpg