Usurpación de inmuebles. El fenómeno Okupa

  • Written by 

Bufete Capella Evento Radio 2017-01-13 1920x1080.png

La mayoría de ciudadanos tienen como mínimo un inmueble en propiedad. Las situaciones de ocupación se han visto incrementadas durante la crisis económica, que ha ocasionado que muchos ciudadanos hayan tenido que entregar al banco una vivienda cuyo pago no podían asumir y se hayan visto obligados a ocupar, por necesidad, viviendas que no son de su propiedad. A esto hay que unir el auge del movimiento “okupa”, a favor de ocupar esas viviendas no utilizadas en manos de las entidades bancarias. En definitiva, un problema poliédrico y sin claras y contundentes soluciones jurídicas.

Después de señalar el penalista, Daniel Castro, que el concepto jurídico de “morada” es una de los elementos fundamentales que determinan si se está ante un delito de usurpación de bienes inmuebles o no, nos ha señalado que existen dos vías para protegerse ante este tipo de conductas: Acudir a la jurisdicción civil o la penal, dependiendo de las circunstancias del caso.

Con respecto a la vía civil, el letrado Castro ha señalado que ésta, en muchas ocasiones puede resultar injusta porque, por un lado, interponer acciones civiles conlleva el pago de una serie de gastos judiciales al perjudicado que quiere recuperar su inmueble y que difícilmente va a recuperar y por otro, por la tramitación del propio proceso que, en muchas ocasiones se demora en exceso en el tiempo.            

En cuanto a la vía penal, Daniel Castro ha hecho una serie de consideraciones respecto al delito cometido por el “okupa” usurpador del inmueble destacando la levedad de las penas aparejadas a dichos delitos (3 a 6 meses de pena de multa) lo que no sirve como revulsivo a su comisión.

El penalista del Bufete Capellà se ha postulado a favor de una urgente reforma legislativa que, por un lado, permita el desalojo inmediato por las fuerzas de seguridad en aquellos caso que no ofrezcan dudas y por otro, agilizar los procesos judiciales de forma real y efectiva con la finalidad de conseguir el  desalojo de los ocupantes de la vivienda lo antes posible. Igualmente aboga por el endurecimiento de las penas de forma que, ciertamente disuada la comisión del delito.

Como consejo, para aquellos que hayan sufrido la ocupación de su vivienda, nos dice que, en primer lugar, acudan a las fuerzas de seguridad para interponer la oportuna denuncia y posteriormente, se asesoren por parte de un abogado experto en la materia.

Castro desaconseja, en todo caso, acudir a las vías de hecho para recuperar su inmueble (cambiar la cerradura o cortar el suministro eléctrico a la propia vivienda) pues en estos casos, el propio titular de la vivienda, podría estar cometiendo un delito (como la realización arbitraria del propio derecho o el de coacciones) a los que, sorpresivamente, nuestro código penal  apareja sanciones más graves que para los ocupantes ilegales de la vivienda.

Escucha el audio de la entrevista aquí:

 

 

 

Leave a comment

Make sure you enter all the required information, indicated by an asterisk (*). HTML code is not allowed.

DMC Firewall is developed by Dean Marshall Consultancy Ltd